Los próximos destinos de Silver Airways serán Camagüey, Cienfuegos y Holguín serán. En noviembre ampliará sus operaciones a otras ciudades cubanas.



A menos de 24 horas de ser inaugurados los vuelos regulares directos de aerolíneas norteamericanas a Cuba, arribó al aeropuerto internacional Abel Santamaría Cuadrado, de Santa Clara, la segunda nave con estos fines, esta vez de la compañía Silver Airways.



La tripulación del avión de mediano porte número 336AG, con capacidad para 34 pasajeros, fue recibida por Rosa Elena Nieves Ferrer, subdirectora de Negocios, Riesgo y Comercial, de la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeronáuticos (CACSA), así como por Omar Andrés Gil Ramos, director del aeródromo santaclareño.



Sami Teittener, presidente general de la aerolínea, quien estrenó la ruta, informó a la prensa que esta resulta la primera vez que una de sus naves  aterriza en un vuelo comercial a la Isla, y lo hace en la ciudad de Santa Clara, adonde Silver Airways viajará con tres frecuencias semanales.



Precisó que en octubre extenderán los servicios a Camagüey, Cienfuegos y Holguín; en noviembre lo harán a Cayo Coco y Santiago de Cuba, y en diciembre a Matanzas, Cayo Largo y Manzanillo, pues la idea es crear un verdadero puente aéreo entre ambos países.



Sami Teittiner, presidente ejecutivo de Silver Airways, y Andrés Gil Ramos, director del aeropuerto Internacional Abel Santamaría.



Sami Teittiner, presidente ejecutivo de Silver Airways (a la izquierda), hizo entrega de la réplica de la aeronave a Omar Andrés Gil Ramos, director del aeropuerto Internacional Abel Santamaría. (Foto: Ramón Barreras Valdés)



Teittiner manifestó que Silver Airways tiene una larga historia en el área de la Florida y las Bahamas, y resulta la de mayor preferencia de vacacionistas y personas que visitan a sus familiares.



Ahora con la aprobación del gobierno de Estados Unidos y la anuencia de la mayor de las Antillas —dijo—, ofrecerán un servicio seguro y confiable a cubanos nacionales y de la comunidad residente en Estados Unidos.



Asimismo, expresó que Cuba es un mercado emergente, y en la medida que se materialicen los acuerdos, aumentará la frecuencia de viajes.  



Agradeció a los representantes del aeropuerto de Santa Clara y a los gobiernos de Cuba y el estadounidense el apoyo brindado para hacer realidad esta oportunidad. Catalogó de positivo este paso sobre el transporte aéreo en las relaciones entre ambos países.



El presidente general de esa compañía entregó una réplica en miniatura del avión Silver Airways al director del «Abel Santamaría», como símbolo de gratitud; mientras que el titular de la terminal santaclareña le otorgó una obra de artesanía, que perpetuará el momento histórico.



Fuente: Vanguardia