Una relativa calma vive hoy el Oriente cubano tras casi 36 horas sin registrarse sismos perceptibles, pero el peligro no ha pasado, declaró el doctor Bladimir Moreno, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cenais).



Durante una comparecencia televisiva, el científico añadió que no bastan unas horas para considerar que desapareció la amenaza real de un terremoto fuerte porque para ello deberán transcurrir los días y aún así es imposible hacer cualquier pronóstico.



Recordó que ya en distintos momentos se han dado períodos de aparente quietud y después ha retornado con intensidad la actividad sísmica, desde que hace 10 días comenzó un comportamiento anómalo en esta ciudad, con perceptibilidad también en otros municipios santiagueros y de Guantánamo y Granma.



Exhortó a la población a no confiarse en estas circunstancias y a mantenerse alerta, con las adecuadas decisiones de protección y respuesta rápida ante cualquier eventualidad.



Lázaro Expósito, primer secretario del Partido Comunista en esta provincia, expresó que se mantendrá la información adecuada de acuerdo con la necesidad que determine la ocurrencia sísmica y están listos para la ayuda los territorios orientales cercanos, con la debida coordinación con sus autoridades.



Patentizó que ha fluido la orientación y actualización a los moradores, sin ocultar datos ni elementos científicos, lo cual seguirá siendo una premisa para evitar rumores infundados que puedan generar confusión o pánico.



Varios programas televisivos por el canal local Tele Turquino y las emisiones radiales, junto al periódico Sierra Maestra, mantienen una sistemática información, con la presencia de expertos del Cenais y de autoridades provinciales.



De acuerdo con el parte de la red de estaciones del Servicio Sismológico Nacional, correspondiente al lapso desde las 6:00, hora local, del día 26, hasta las 5:59 am, hora local, de hoy, no se habían reportado sistmos perceptibles.



Fuente:Sierramaestra