LA HABANA, Cuba - La Federación Cubana de Voleibol (FCV) anunció que el voleibolista del equipo nacional Dariel Albo Miranda viajará en las próximas horas a Cuba, tras ser exhonerado de los cargos de violación que se le imputaron a él y a otros cinco jugadores del sexteto.



LA FCV emitió una declaración escrita en la cual sostuvo que los otros cinco jugadores permanecen en prisión preventiva hasta que se haga pública la sentencia del caso.



“Finalizada el 31 de agosto la vista del juicio oral, celebrada a puerta cerrada, el tribunal de Tampere (Finlandia), que juzgó a seis atletas cubanos, decidió liberar de inmediato a Dariel Albo Miranda, quien viajará en las próximas horas a Cuba”, dice la nota.



“Los otros cinco acusados permanecen en prisión preventiva hasta que se haga pública la sentencia, para lo cual el tribunal dispone hasta el día 20 de septiembre según la ley finesa”, agrega.



Los seis voleibolistas cubanos fueron detenidos en Finlandia bajo acusaciones de haber abusado sexualmente de una mujer.



A comienzos de julio pasado, la máxima promesa del deporte en el país, Rolando Cepeda Abreu, además de los jugadores Osmany Santiago Uriarte Mestre, Abraham Alfonso Gavilán, Ricardo Norberto Calvo Manzano, Luis Tomás Sosa Sierra y Albo Miranda, fueron detenidos de manera preventiva por las autoridades finlandesas por imputaciones de abuso sexual.



Los hechos ocurrieron mientras el equipo cubano participaba de una parada de la Liga Mundial de Voleibol en la ciudad de Tampere. Allí, una mujer señaló que fue violada por seis jugadores en una habitación, tras lo cual los deportistas fueron detenidos.



Los jugadores se declararon inocentes de los hechos, pero sólo Albo Miranda ha sido absuelto de los delitos.



El incidente sacudió al deporte y la sociedad cubana, pues dejó descabezado al combinado nacional y tocó la fibra moral de un país que vive orgulloso de sus deportistas.



Cuando el incidente salió a la luz pública, la FCV calificó los actos imputados como “totalmente ajenos a la disciplina, el sentido de honradez y respeto que rigen nuestro deporte y la sociedad que defendemos desde enero de 1959”.